Una nueva sede permite ‘crecer’ a la Mancomunidad de Residuos Irati

https://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/sanguesa-merindad/2021/01/12/una-nueva-sede-permite-crecer-mancomunidad-residuos-irati-713807-1010.html

“Estábamos en una ‘caja de cerillas’ y así era muy difícil dar pasos para el cumplimiento de los acuerdos de la Ley de Residuos. Ahora, con esta nueva sede, tenemos sitio para crecer y avanzar”. Así lo asegura Mabel Cañada, presidenta de la Mancomunidad de Residuos Sólidos Urbanos Irati, entidad que ha estrenado instalaciones. Se ubican en el polígono de Aoiz, en naves reformadas de la antigua empresa Solano, y entre otras novedades permiten ofrecer un servicio de punto limpio fijo donde también se posibilita depositar voluminosos al vecindario de la zona (5.496 habitantes de 89 núcleos de población de 11 municipios).

La nueva sede suma 2.200 m2 de naves más 800 de zona exterior. “Antes estábamos en una nave alquilada de 300 m2, la diferencia es clara. Faltaba espacio para todo y tocaba perder mucho tiempo en reubicar cosas e incluso para poder aparcar los camiones”, asegura Cañada. Después de “un proceso de 3 años valorando posibilidades”, se acordó con Nasuvinsa el alquiler a 50 años de estas naves de Solano, un espacio que ahora el Gobierno foral está revalorizando.

El proyecto constructivo supuso desembolsar 900.000 euros. Se actuó en 3 naves de Solano, de las cuales una se derribó y reconstruyó, y de las otras dos se pudo reutilizar la estructura metálica. Se dispondrá de una ayuda de 130.000 euros del PIL (Plan de Inversiones Locales) del Gobierno, completada con otros 35.000 por el Consorcio de Residuos. Y se ha solicitado una subvención de 65.000 euros a las ayudas Pima-Pemar estatales. El resto, se cubre “con fondos propios y un préstamo”.

La sede dispone por el momento de espacio para un punto limpio fijo, zona de almacenaje de voluminosos, aparcamiento de vehículos como los camiones de basura (con taller y lavadero), y un terreno exterior para depositar materia orgánica y compostaje, y residuos de diversa tipología.

A futuro, se valorará colocar placas solares en la nueva nave levantada, y queda a la espera una segunda fase para habilitar una zona de 250 m2 “con oficinas, salas para talleres o acciones formativas, e incluso para el uso de emprendedores”. “Hemos reciclado y reutilizado un espacio en ruina”, destaca Mabel Cañada, indicando que “también está pendiente de desarrollar la reforma del Mapa Local, y se podrían acoger aquí otras oficinas”.

“MUCHO TRABAJO”

“Hay mucho trabajo que hacer en poco tiempo”, dice en referencia a los plazos que “se acercan” de la Ley de Residuos para, entre otros aspectos, avanzar en la recogida selectiva de fracción orgánica y reducir la cantidad de basura depositada en el contenedor resto (verde), que asciende al año a 1.286.000 kg. Para ello, se trabaja por ejemplo en una recogida domiciliaria en Aoiz, además de ofrecerse posibilidades de compostaje en toda el área de acción de la Mancomunidad.

Otra área de trabajo es ahondar en la recogida selectiva de residuos domésticos especiales a través de puntos limpios. La nueva sede permitió poner en marcha el 15 de diciembre uno de carácter fijo que abre miércoles por la tarde, y martes y primeros sábados de mes por la mañana. Se suma al punto limpio móvil que recorre los pueblos al menos una vez al mes (en 2019 recabó 22.435 kg de residuos), y permite además recoger voluminosos. Residuos grandes como colchones o muebles que también seguirán retirando a domicilio Traperos de Emaús.

Además, en la nueva sede se iniciará un proyecto piloto para triturar in situ el plástico (no envase) y entregarlo a la empresa Solteco para realizar mobiliario urbano, vallados o composteras.

 

Recogida domiciliaria de materia orgánica para 156 familias de Aoiz

Una de las áreas de trabajo más importantes de la Mancomunidad Irati es avanzar en la gestión de los residuos de materia orgánica, reduciendo los que se depositan en el contenedor resto (verde), tal y como marca la legislación.

En este sentido, se cumple ya un año de un proyecto piloto para la recogida selectiva domiciliaria en Aoiz, principal población mancomunada. Se han sumado 156 familias, que deben dejar sus cubos de residuos orgánicos en la puerta de casa los lunes, miércoles y viernes antes de las 8 de la mañana para su recogida a través de un vehículo eléctrico. Previamente, 3 años atrás se inició este tipo de recogida con los llamados ‘grandes generadores’ (restaurantes, comercios…). Entre ambas lineas de acción, en 2020 se recogieron unos 85.000 kg de materia orgánica, que se lleva Josenea de Lumbier.

Muchos domicilios que se han sumado a esta campaña participaban también en acciones de compostaje, otra línea de acción que se trabaja en la mancomunidad con los residuos orgánicos. Se han entregado 525 compostadores domésticos y hay 13 áreas de compostaje comunitario en 6 poblaciones con 180 familias adscritas.

Comments are closed.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad